jueves, 21 de junio de 2018

Día Mundial del Refugiado (20 de junio)


Cada 20 de junio se celebra el Día Mundial del Refugiado. Este año nos encontramos con que ya son más de 68,5 millones las personas que se han visto obligadas a abandonar sus hogares. Este dato constata que aún queda muchísimo por hacer y todos podemos contribuir a mejorar esta situación que se agrava con el paso del tiempo.

En 2015 el mundo se estremeció con la imagen del pequeño Aylan, muerto en una playa turca tras huir junto con su familia del terror de la guerra en Siria. Han pasado tres años de aquello y a pesar de las conciencias que removió, de los propósitos de mejora y de la puesta en marcha de medidas por parte de los estados europeos para hacer frente a la creciente crisis migratoria, a día de hoy la situación de las personas que se ven obligadas a escapar de sus países ha empeorado.

Todos podemos ayudar en esta crisis. Para ello tenemos que estar bien informados, ser conscientes de la problemática y de que aún queda mucho camino por recorrer para que no se repitan imágenes como aquella y como tantas otras que hemos visto y seguimos viendo desde entonces.

En primer lugar, es importante aclarar algunos conceptos que a menudo se confunden y no nos permiten entender bien los datos, el contexto y la situación real.


Diferencias entre refugiado, solicitante de asilo y desplazado


Refugiados: aquellas personas que deben abandonar su lugar de origen o residencia debido a una guerra o por ser perseguidos por motivos de raza, religión, nacionalidad u orientación sexual, entre otros y que han cruzado la frontera de su país para refugiarse en un país de acogida. La definición de refugiado viene dada por la Convención de Ginebra de 1951 y su Protocolo de 1967, firmados ambos por 147 Estados.

Solicitantes de asilo: aquellas personas que han pedido en otro país el reconocimiento de la condición de refugiado, pero aún no tienen una respuesta definitiva. A través de la solicitud de asilo pueden recibir la documentación necesaria para quedarse en el país de acogida.

Desplazados interno: aquellas personas que han tenido que huir de su hogar, por las mismas causas que los refugiados, pero se encuentran desplazados dentro de su propio país en zonas más seguras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario