martes, 31 de julio de 2018

Según OIM dice que el mes de julio es un mes terrible para Libia



Las noticias que llegan desde la ruta central son más trágicas. La Organización Internacional para las Migraciones considera que ha sido un mes “terrible” en Libia por el alto número de ahogados entre los que intentan llegar a Italia. Además, al menos 8 personas fueron encontradas muertas en un camión en la ruta de migrantes cerca de Trípoli. Entre los fallecidos hay 6 niños.

En general, las incursiones hacia territorio europeo van a la baja. La OIM reporta que hasta el 15 de julio 50,872 migrantes y refugiados entraron a Europa a través del mar. La cifra es el 46 por ciento de los 109,746 arribos registrados durante el mismo periodo del año anterior; y solo representa el 21 por ciento de las 241,859 llegadas ocurridas durante el mismo lapso en 2016.

España se ha convertido en el principal puerto de entrada a Europa para migrantes


España se ha convertido en el principal puerto de entrada europeo para migrantes provenientes del norte de África. Así lo demuestran las cifras de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), en las que se detalla que por casi 200 arribos más registrados el fin de semana pasado el país ibérico ha rebasado a Italia como el mayor receptor de migrantes.

Entre el 1 de enero y el 15 de julio, la ruta oeste que une a Marruecos y Argelia con España ha registrado el cruce de 18.016 personas, mientras que la ruta central que conecta a Libia con Italia le sigue con 17.827.

Un portavoz de la OIM indicó que a pesar del alto volumen de arribos, el número de muertes en la ruta española hacia Europa es apenas una cuarta parte de las muertes de las ocurridas en la ruta Central que comprende a Italia.

“A pesar de lo que parece ser un aumento en el número de migrantes utilizando esta ruta, nos complace reportar tan pocas muertes, en especial en relación con el número de personas que están cruzando “, declaró el portavoz Joel Millman.

El número de personas que ha llegado a España triplican las del año pasado en la misma fecha, según la OIM


El ritmo actual de llegada de inmigrantes y refugiados a España puede hacer que el país supere a finales de este mes la cifra de llegadas de todo 2017.

El número de personas que ha llegado hasta ahora, 20.992, triplican el del año pasado en la misma fecha, según la OIM.

Por el contrario, Italia ha visto descender las llegas en un 80 % a través de la ruta central del Mediterráneo -la que une Libia con las costas italianas.

El portavoz señaló que "no está claro" por qué los inmigrantes eligen ahora más la ruta occidental para llegar a Europa.

La OIM también destacó que el número de personas que han fallecido intentando cruzar el Mediterráneo ha superado las 1500 por quinto año consecutivo.

La ONU pide a las autoridades sirias que permitan el acceso humanitario


La ONU ha pedido a las autoridades sirias y a los grupos rebeldes e islamistas que permitan acceso inmediato y sin restricciones al suroeste del país, donde prosiguen los combates.

El portavoz de la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios explicó que unos 182.600 sirios permanecen desplazados en las gobernaciones de Deraa, Al Quneitra y Al Sueida tras cinco semanas de crecientes ataques.

Solo una franja de tierra cerca del Golán permanece bajo control de un grupo armado no estatal, mientras que más al sur, hacia la frontera jordana, predomina en una zona de 200 kilómetros el llamado Ejército Jaled Bin Walid, vinculado a ISIS.

En esta zona fronteriza viven unos 55.000 civiles, que no pueden salir porque el grupo islamista se lo impide. Además, unos 100.000 sirios en la zona del Golán necesitan asistencia humanitaria, pero el acceso es restringido.

"Ha pasado más de un mes desde que entró en la zona un convoy transfronterizo con material humanitario desde Jordania. Los almacenes en los que las agencias guardan la ayuda están vacíos o empezando a quedarse vacíos. La situación es insostenible”, explicaba el portavoz de OCHA.

sábado, 28 de julio de 2018

La ONU expresa su seria preocupación por la situación que vive Colombia



En una declaración a la prensa, el Consejo de Seguridad han expresado su “seria preocupación por la continuidad del narcotráfico y la violencia en algunas áreas del conflicto” y por los asesinatos de líderes comunales y sociales.

Por ese motivo, insta al Gobierno y a todos los responsables de la seguridad y de las instituciones civiles a “redoblar los esfuerzos en la expansión de su presencia en tales áreas, reforzando las medidas de protección”. Además, pide que se lleve ante a la justicia a los responsables de la violencia.

En este sentido, los quince miembros del máximo órgano de decisión de la ONU celebran el pacto nacional firmado por el presidente Juan Manuel Santos y el presidente electo Iván Duque para rechazar la violencia.

“Los miembros del Consejo de Seguridad reiteran la importancia de la completa reincorporación política, legal y socioeconómica de los antiguos miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo FARC-EP”, se lee en la declaración.


Para lograrlo, destacan “la urgencia de llevar la seguridad, el estado de derecho y el desarrollo a las áreas afectadas por el conflicto a través de una extensión de la presencia del Estado” y celebran “el compromiso del presidente electo Duque depromover la unidad y superar la polarización”.Además, el Consejo reafirma su compromiso de continuar trabajando con Colombia en el cumplimiento de los acuerdos de paz “para asegurar una paz duradera en los meses y años venideros”.

El Consejo expresa la importancia de que el proceso de paz en Colombia continúe siendo una fuente de inspiración en los esfuerzos en muchas partes del mundo por acabar con los conflictos y construir la paz

Stefano Pes "la situación es muy mala y buscamos refugio temporal para los habitantes del Yemen"


"La situación es muy mala y estamos haciendo todo lo posible para proporcionarles refugio temporal y apoyo por el momento", dijo Stefano Pes, representante de la Organización Internacional para las Migraciones en Yemen, quien señaló que el personal de la agencia y los socios están trabajando en medio de un difícil ambiente para entregar alimentos, kits de refugio y carpas de buena calidad.

Hudaydah, la principal puerta de entrada de alimentos y ayuda humanitaria para una población al borde de la inanición, ha sido atormentada por los combates entre los rebeldes hutíes, que controlan el puerto, y las fuerzas gubernamentales respaldadas por una coalición militar encabezada por Arabia Saudita.

Las bajas civiles y los desplazamientos masivos continúan aumentando en medio de intensos combates que comenzaron el 12 de junio.

El conflicto ha causado un grave daño a los servicios públicos, que se han estirado al límite, interrumpiendo el suministro de agua, obligando a las tiendas a cerrar y limitando los productos básicos. Esto ha complicado prestar asistencia humanitaria y dio lugar al cierre de un centro de alimentación temporal en Zabid.

Los pocos afortunados que pueden irse viajan con relativa seguridad a Sana'a, Aden y Thamar, pero la mayoría de la población ya ha agotado sus ahorros , lo que los obliga a buscar protección donde pueden, dijo la agencia.

Alrededor de 50 miembros del personal de la OIM trabajan para ayudar a los migrantes y a unos 50.000 yemeníes recientemente desplazados en Hudaydah. La agencia también ha proporcionado 7.830 comidas a niños en tres escuelas de la ciudad.

La crisis en Yemen comenzó en el levantamiento de la Primavera Árabe de 2011, que se extendió por todo el país en medio de la insurgencia rebelde en curso. Aunque las protestas antigubernamentales condujeron a la expulsión del entonces presidente, la transferencia de poder a Hadi, su adjunto, condujo a una mayor inestabilidad y conflicto.

El Hospital Al Quds podría cerrar por falta de combustible


Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Hospital Al Quds, que ofrece intervenciones médicas para salvar las vidas de 150.000 personas por año, incluyendo cirugías importantes, partos y cuidados intensivos, se verá obligado a cerrar en los próximos días debido a la falta de combustible.

Además, es probable que otros cuatro hospitales se queden sin combustible en los próximos tres días, lo que reduce significativamente la provisión de servicios médicos esenciales a la población en Gaza.

El Ministerio de Salud palestino ya ha implementado estrictas medidas de contingencia: los hospitales han reducido los servicios de diagnóstico, esterilización y limpieza, pero esto aumenta el riesgo de infecciones entre los pacientes, advierte la OMS.

Quienes están en mayor riesgo son los 2000 pacientes que dependen de dispositivos eléctricos, entre ellos las incubadoras de los recién nacidos.

En total, más de 1,27 millones de personas se verían directamente afectadas por el cierre de hospitales y una reducción de intervenciones de salud.

Además, el funcionamiento reducido de las instalaciones de agua y saneamiento corre el riesgo de aumentar los brotes de enfermedades infecciosas.

"Hasta que se encuentren soluciones más sostenibles para la crisis energética en Gaza, existen dos pasos que pueden evitar una mayor devastación a corto plazo: Israel debe permitir la entrada del combustible y otros suministros esenciales y los donantes deben movilizar recursos para garantizar que las instalaciones críticas reciban los insumos que necesitan”, expresó McGoldrick. 

La ONU distribuye un promedio de 950.000 litros cada mes a alrededor de 220 hospitales y clínicas así como sitios de tratamiento de agua y alcantarillado y servicios de recolección de desechos sólidos.

jueves, 12 de julio de 2018

El liderazgo de las mujeres es fundamental para el futuro de Níger


Amina Mohammed se reunió con el presidente de Nigeria, Mahamadou Issoufu, en la capital, Niamey, como parte de una misión conjunta de las Naciones Unidas y la Unión Africana (UA).

"Le recalqué al presidente la importancia de la participación y el liderazgo de las mujeres en la prevención de conflictos", dijo. "También subrayé la necesidad de incluir a las mujeres en todas las respuestas nacionales y regionales a los desafíos ambientales, humanitarios y de desarrollo en curso que enfrentan Níger y la región del Sahel”, agregó.

Mohammed encabeza la visita de la ONU y la UA a Níger, que incluye mujeres líderes de ambas organizaciones, la enviada especial sobre la Mujer, la Paz y la Seguridad, así como a la Ministra de Relaciones Exteriores de Suecia, Margot Wallström.

La visita de dos días busca resaltar la importancia de la participación y el liderazgo de las mujeres en la prevención de conflictos, incluido el extremismo violento.

La ONU pide a Jordania que abra su frontera para los desplazados sirios


El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados pidió a Jordania que abra su frontera con el sudoeste de Siria para ayudar a proteger a los ciudadanos que huyen de los ataques aéros y bombardeos.

"Más de 320,000 personas están ahora desplazadas y la mayoría vive en condiciones extremas e inseguras, entre ellas, unas 60.000 personas acampadas en el cruce fronterizo Nasib-Jaber con Jordania", dijo Filippo Grandi en un comunicado este jueves.

Se estima que unos 750.000 civiles que están atrapados en el fuego cruzado en medio de ataques aéreos y bombardeos. Aunque las comunidades locales en Siria han abierto sus puertas para recibir a muchos de los desplazados, la mayoría se ven obligadas a vivir en espacios abiertos o en refugios improvisados ​​que ofrecen poca seguridad y protección contra los elementos.

"Hay un gran número de mujeres y niños entre los desplazados, así como ancianos, heridos y enfermos y estoy especialmente preocupado por ellos", dijo Grandi, y agregó que entre los desplazados hay trabajadores humanitarios locales que han "servido desinteresadamente a los civiles durante todo el conflicto ".

El Alto Comisionado resaltó la prioridad inmediata de encontrar una solución política al conflicto para evitar más sufrimiento a los civiles. Los combates entre las fuerzas del Gobierno sirio y la milicia de la oposición se han intensificado en las últimas semanas en la gobernación de Dara, cerca de la frontera jordana, y en la zona fronteriza de los Altos del Golán con Israel.

Grandi aseguró que mientras la ONU y sus socios hacen lo que pueden para proporcionar ayuda vital a la población del sudoeste de Siria, tanto desde dentro del país como a través de la frontera jordana, la situación de seguridad está obstaculizando los esfuerzos para llegar a muchas personas en necesidad extrema.

"Exhorto a todas las partes a redoblar los esfuerzos para poner fin a las hostilidades, permitir que los agentes humanitarios brinden asistencia vital, refugiarse y evacuar a los heridos", dijo, explicando que la protección civil, la seguridad y la protección de los trabajadores humanitarios es de "máxima importancia".

El Alto Comisionado elogió a Jordania por brindar generosamente protección a cientos de miles de refugiados sirios desde el comienzo de la crisis y por proporcionar y facilitar asistencia a quienes lo necesitan dentro de Siria, pero abogó para que el país conceda refugio temporal a las personas que se encuentra en peligro inminente. "Miles de vidas inocentes se perderán, una vez más, si no se toman medidas urgentes", dijo.

No hay justificación para la carnicería que se vive en Yemen


“Sin paz no podemos ayudar a los niños ni a la gente que lo necesita, ni tampoco podrán regresar sus medios de vida”, dijo Henrietta Fore, la directora ejecutiva del Fondo de la ONU para la Infancia, al final de su visita de cuatro días a las ciudades de Aden y Sana’a, en Yemen.

Casi 10.000 personas han muerto desde que una coalición militar liderada por Arabia Saudita comenzó a luchar en Yemen para restaurar el poder del gobierno internacionalmente reconocido luego que los rebeldes hutíes tomaran control de Sana’a en 2015.

Al menos 2200 niños han muerto y 3400 han sido heridos, asegura UNICEF, con el temor de que los verdaderos números puedan ser más altos.

“Hemos estado muy preocupados por el colapso de dos sistemas: uno es el de salud, y el otro es el educativo. Cuando vas a Yemen, te encuentras con funcionarios que dicen que esos sistemas en realidad están derrumbados", contó Fore.


Los hospitales han sido dañados, las escuelas se han convertido en refugios o han sido tomadas por grupos armados. A los médicos, las enfermeras y parteras no se les ha pagado desde hace dos años, pero aún van a trabajar por la epidemia de cólera. Los docentes tampoco reciben su sueldo, la mitad de las escuelas están cerradas y hay jóvenes viviendo en la calle. Unas 1500 instituciones han sido dañadas en ataques aéreos y bombardeos en los últimos tres años.

"Hay 22 millones de personas necesitadas, se trata de un número extraordinario, 11 millones de esas personas son niños, un número mayor que la población entera de Suiza. El 80% de las personas están por debajo del nivel de pobreza, tenemos 8,4 millones que están al borde de la hambruna y un niño muere cada diez minutos”, expresó la directora de UNICEF.

martes, 3 de julio de 2018

El actor Ben Stiller tiene un nuevo papel como defensor de los refugiados


El actor estadounidense Ben Stiller, conocido por su papel en películas como Dodgeball, Zoolander y Meet the Parents, fue nombrado este lunes embajador de Buena Voluntad por la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

Stiller, que también es conocido por su labor humanitaria, empezó a colaborar con esta agencia en 2016 y, desde entonces, se ha dedicado a concienciar al mundo sobre los desplazamientos forzosos. 

“Con más de 68 millones de personas desplazadas en todo el mundo actualmente, nunca ha habido una razón más apremiante o una mayor urgencia para mostrar solidaridad y apoyo a los refugiados. Por mi parte, haré lo que pueda como Embajador de Buena Voluntad de ACNUR, para abogar por los refugiados y alentar a otras personas a unirse a mí”, dijo Stiller.

Recientemente, Stiller visitó de Centroamérica, donde conoció a víctimas de la violencia del crimen organizado, que incluye asesinatos, violaciones, secuestros e incluso el reclutamiento forzoso de niños en pandillas.

“Aquí en Guatemala, conocí a familias, incluidos los niños, que experimentaron, en sus lugares de origen, un miedo y una violencia más allá de lo que podemos imaginar. Son vulnerables y han sufrido inmensamente”, declaró Stiller sobre su visita.

El suroeste de Siria puede convertirse en un nuevo Alepo


“Quiero creer que en el Consejo de Seguridad no podemos permitir que esto se convierta en otro Guta oriental, o en otro Alepo oriental, o en Alepo en general, donde se sacrificaron y murieron tantos civiles. Sin embargo, veo que las cosas se muevan en esta dirección”, dijo Staffan de Mistura durante su intervención ante el máximo órgano de Seguridad de la ONU.

El diplomático instó a todas las partes a utilizar los medios a su alcance para intentar llegar a acuerdos con el fin de evitar nuevos sufrimientos para los habitantes de esa zona.

Asimismo, destacó la intensificación de los esfuerzos efectuados durante este mes para el establecimiento de un comité constitucional “dirigido por Siria, de propiedad siria y facilitado por las Naciones Unidas”. 

Por su parte, el director de operaciones de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios, John Ging, detalló las consecuencias humanitarias de los enfrentamientos en la provincia de Dara'a, y calculó que a día de hoy hay entre 45.000 y 50.000 personas desplazadas debido a los enfrentamientos.

En el noroeste de Siria, en particular en Idlib, la situación humanitaria es cada vez más grave debido a los nuevos desplazamientos masivos que se iniciaron a finales del año pasado. 

Destacó que, en los últimos seis meses, más de medio millón de personas han sido desplazadas hacia y dentro de Idlib, ya fuera desde Ghouta oriental, Homs rural, Yarmouk u otras partes de esa provincia.

También expresó su creciente preocupación en relación con la escalada militar en esa zona ya que supuestamente 60 personas fallecieron en ataques aéreos entre el 7 y el 10 de junio.

Indicó que sigue mejorando la situación al acceso humanitario en el distrito de Afrin, especialmente por la respuesta de ayuda de socorro proporcionada por las autoridades y organizaciones turcas, y, en menor parte, por las Naciones Unidas, a través de sus socios humanitarios entre fronteras.

Pese a esos avances, las necesidades humanitarias continúan siendo grandes ya que la mayoría de centros de salud de las zonas rurales siguen cerrados y un gran número de escuelas, mercados y panaderías no reanudaron sus actividades debido a la contaminación por restos explosivos de guerra y la falta de trabajadores.

Además, el Departamento de Seguridad de las Naciones Unidas y el Servicio de las Naciones Unidas de Actividades relativas a las Minas efectuó una misión de evaluación los días 13 y 14 de junio en la ciudad de Raqqa.

Pese a que la ONU considera el área insegura para el retorno de civiles, Ging estimó que unas 138.000 personas han regresado a esa urbe tras la retirada del ISIS en octubre de 2017.

Finalmente, Ging destacó que durante este año se ha producido una rápida evolución del conflicto, con cambios en el control del territorio y desplazamientos masivos de personas que afectan a casi un millón adicional de personas.

"El horror no conoce límites en Siria, donde los niños y niñas vuelven a verse atrapados en el fuego cruzado de la última ola de violencia en el suroeste. Los combates han desplazado a unos 20.000 niños, niñas y familias en tan sólo tres días. Según mis informaciones cuatro niños habrían muerto y muchos más han resultado heridos”, destacó la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta H. Fore.

Fore indicó que los menores precisan alimentos, medicación, productos de higiene y protección.

"UNICEF está dispuesto a prestar apoyo a los afectados por esta nueva escalada de violencia". Nuestros equipos proporcionan asistencia, alimentos, agua y saneamiento, educación y apoyo psicosocial a cientos de miles de familias en todo el suroeste del país.

Dos naufragios elevan a más de mil los migrantes muertos en el Mediterráneo este año


El número de víctimas mortales de naufragios en el Mediterráneo durante el 2018 pasó los mil este fin de semana, informó la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

El domingo, un pequeño bote de goma lleno de migrantes se hundió en Alkhums, al este de Trípoli, Libia. 41 personas sobrevivieron al vuelco de la embarcación y fueron rescatados por la Guardia Costera. El personal de la Organización se desplegó para proporcionarles apoyo y primeros auxilios.

Dos días antes hubo otra tragedia en altamar en la misma zona, donde al menos 103 personas murieron, entre ellos tres bebés que fueron sacados del mar por las autoridades libias. Dieciséis jóvenes pasajeros de Gambia, Sudán, Yemen, Níger y Guinea, sobrevivieron y ahora reciben ayuda psicosocial. El motor de la embarcación se rompió apenas 30 minutos después de salir de Garaboli, generando momentos traumáticos.
Los derechos de los migrantes

El director de la OIM, William Lacy Swing, viajará a Trípoli esta semana para supervisar las condiciones en las que se encuentran estas personas y verificar si se están respetando sus derechos.

"La Organización está decidida a garantizar que se respeten los derechos humanos de los migrantes. Todos juntos hacemos esfuerzos para detener el tráfico de personas, que somete a los migrantes a la explotación", dijo Swing.

Del pasado viernes al domingo, cerca de mil migrantes fueron devueltos a la costa libia por la Guardia Costera, que interceptó pequeñas embarcaciones mientras se dirigían hacia el mar abierto.

Al desembarcar en la costa, los migrantes han recibido asistencia directa de emergencia, tal como alimentos y agua, y asistencia sanitaria. Los rescatados por las autoridades son transferidos a centros de detención donde la OIM continúa con la asistencia humanitaria.

"Los migrantes devueltos por la guardia costera no deberían ser trasladados automáticamente a centros de detención y estamos profundamente preocupados por el hecho de que estos centros están nuevamente sobrepoblados y las condiciones de vida se está deteriorando con la reciente afluencia de migrantes", aseguró Othman Belbeisi, jefe de la misión de la Organización en Libia.