miércoles, 29 de agosto de 2018

Cate Blanchett pide al Consejo de Seguridad que no le falle a los rohinyás


La embajadora de buena voluntad de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) relató al Consejo el dolor y la necesidad de la población rohinyá, de los que fue testigo durante su visita a los campamentos de Bangladesh, donde ahora se albergan unas 900.000 personas de la minoría musulmana de Myanmar.

“No estoy aquí para hablarles como una experta, pero sino sólo como testigo. Como una persona que ha visto y ahora no puede desviar la mirada”, aseguró Cate Blanchett ante el Consejo de Seguridad este martes, en una reunión para discutir sobre la situación de los rohingyás en Myanmar, a un año de que estallara la violencia y el éxodo masivo.

La embajadora de buena voluntad de ACNUR describió historias desgarradoras, entre las que se encontraban la de una mujer cuyo esposo fue secuestrado, su aldea fue quemada y tuvo que huir con su bebé, escondiéndose en el bosque y sobreviviendo de lo que podía encontrar hasta llegar a Bangladesh. “Cuando me senté a hablar con ella, había un niño detrás de mí jugando. Vi que tenía unas cicatrices terribles en su piernita y pregunté que le había pasado. Su familia me dijo que se había quedado atrapado en las llamas cuando su casa fue quemada”, contó la actriz quien visitó Bangladesh en marzo de este año.

Blanchett agradeció al Consejo por estar unido para resolver la crisis, así como al actual Secretario General, António Guterres, y rindió un homenaje al ex Secretario General Kofi Annan, líder de la comisión que a comienzos de este año estableció las posibles soluciones para que las mujeres, los hombres y los niños de diferentes religiones y etnias puedan vivir en armonía en el estado de Rakhine en Myanmar.

La actriz citó como desde 1978 el mundo ha sido testigo de éxodos parecidos debido a la violencia que sufre esta población en Myanmar y recordó que quedaba mucho por hacer por de parte de la ONU, el Gobierno de Myanmar y la comunidad internacional para evitar que eso siga sucediendo y ayudar a los rohingyás en Bangladesh, que ya ascienden a 900.000.

No hay comentarios:

Publicar un comentario