jueves, 16 de agosto de 2018

Combates en Ghazni muestran que urge la paz en Afganistán


La violencia no cesa en Afganistán. Apenas cuando las Naciones Unidas se habían pronunciado ante los combates en la ciudad de Ghazni, de 270.000 habitantes provocaron el pronunciamiento del Representante Especial del Secretario General para Afganistán y Jefe de la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán, Tadamichi Yamamoto, la capital Kabul ha sido sacudida por una explosión en un centro educativo en la comunidad shiita que ha dejado un saldo preliminar de más de 50 muertos.

"No hay justificación alguna para atacar a civiles, en ningún momento, bajo ninguna circunstancia", dijo a través de su cuenta de Twitter la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA).

Tan solo unas horas antes el asedio de los talibanes sobre la ciudad afgana de Ghazni llegaba a su quinto día, y mientras la población civil permanecía atrapada en una zona de guerra urbana en la que agua y provisiones son tan escasas como la seguridad misma. 

“La lucha en Ghazni debe detenerse y la lucha en Afganistán debe detenerse. Las medidas de fomento de la confianza que reducen inmediatamente la violencia son cruciales, y las conversaciones entre el gobierno afgano y los talibanes son necesarias para identificar y expandir el terreno común. Las Naciones Unidas están dispuestas a apoyar cualquier esfuerzo que promueva la paz en Afganistán”, sostuvo Yamamoto. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario