martes, 14 de agosto de 2018

El hambre y la desesperación empujan a grupos indígenas a salir de Venezuela


Cuando la hija menor del líder comunal indígena, Eligio Tejerina, cayó enferma con neumonía, su condición se vio agravada por la severa escasez que enfrenta su nativa Venezuela.

Sus cinco hijos sobrevivientes ya estaban débiles y afligidos por el hambre. Sin posibilidad de encontrar alimento en el mercado local, su única opción era irse.

“Decidimos venir a Brasil porque nuestros hijos estaban muriendo de hambre. Ellos lloraban por el hambre. Solo comían una vez al día, por la noche. Únicamente una pequeña porción”.

A medida que la situación empeora en el país, un número cada vez mayor de indígenas como Tejerina y su familia, que recorren las fronteras del país, necesitan asistencia humanitaria y protección en las vecinas Brasil y Colombia.La escasez generalizada de alimentos y medicinas, la inflación que continúa en aumento, los disturbios políticos y la violencia están causando que cientos de miles de venezolanos abandonen su tierra natal y busquen la seguridad en el exterior.


No hay comentarios:

Publicar un comentario